Compartir:

Con el arribo del siglo, Armenia vio florecer un nuevo modelo de negocio que en menos de una década  se  afianzó como escenario de apropiación de los quindianos  y como justo complemento de viaje de quienes llegan a este destino  en calidad de turistas.

Antes, cientos de familias del Quindío armaban viaje con regularidad hacia la ciudad de Pereira donde se concentraban infraestructuras que llamaban la atención por su tamaño y por las marcas que ofrecían productos inexistentes  en el mercado local.

Sin embargo, el primer centro comercial de gran formato construido en esta capital cafetera fue una  apuesta de alto nivel en medio de un halo de incertidumbre. La senda estuvo en manos de inversionistas foráneos que creyeron en el crecimiento de una región colombiana que se perfilaba como epicentro del turismo.  El Portal del Quindío, desde su inauguración en 2004, se metió en el corazón de los quindianos y pronto se convirtió en punto de referencia de compras, pero también de entretenimiento y placeres gastronómicos.

logosEn 2012, casi de manera simultánea, abrieron sus puertas Unicentro y Calima, a través de modelos que continuaron atrayendo la atención de públicos convencidos de las múltiples bondades de las infraestructuras comerciales.

Tres son compañía

Unicentro, Portal del Quindío y Calima no solo se encargaron de traer experiencias de marca como Cine Colombia,  Home Center y  Pepe ganga, sino que fueron tan versátiles en el manejo de sus espacios que crearon un mundo propio dentro de la ciudad que ahora es de todos los habitantes.

Nada mejor que un centro comercial para celebrar un cumpleaños, para cumplir una cita de negocios o simplemente para conversar en medio de un café humeante. Hechos para niños, jóvenes y adultos, se han posicionado en la mente de la gente como la mayor preferencia en materia de descanso y diversión a la hora de decidir un momento grato del día.

Se podría afirmar que este triunvirato conforma el principal atractivo de Armenia y lo mejor es que no cierra nunca y siempre registra ambientes agradables.

El turismo se ha visto beneficiado por este concepto de descanso y compras que cada vez atrae a mayor número de personas a tal punto que es frecuente y permanente el arribo de visitantes de ciudades vecinas como Pereira, Tuluá y Manizales, sin contar con la afluencia de público de otros departamentos que colma estas instalaciones  durante las temporadas de vacaciones del año.

Estudios recientes del ministerio de comercio, Industria,  turismo advierten  nuevas oportunidades del sector del turismo que se tejen a partir de los aportes que brindan los centros comerciales. En este caso, ya se están viendo a nivel del Bureau de Convenciones y pueden aparecer también a través de otras experiencias como la gastronomía y el café.

Una de las grandes virtudes que expresan los centros comerciales de Armenia es su poder y capacidad para trabajar unidos y su vocación para fortalecer el comercio local desde su amplia oferta de beneficios. Están conformados como alianza, figura desde la cual desean seguir siendo un motor de actividades diferenciales y atrayentes.