icono-facebook         icono-instagram         icono-youtube

El álbum familiar guarda las imágenes que permiten evocar las casas en que vivieron nuestros abuelos, construcciones generosas hechas para familias numerosas, una cultura heredada de la vieja Antioquia y que recayó en el Eje Cafetero, durante la etapa de la colonización.

IMG 9114Pese al modernismo, a la imposición de nuevos diseños, este tipo de arquitectura se observa  todavía con plenitud en los pueblos cafeteros. La vivienda de los abuelos fue construida con características muy especiales, con materiales que han entrado en desuso y que deben su origen a la cultura española, con muros levantados en bahareque, patio interior, chambranas, grandes ventanales, zaguán y tejas de barro cocidos.

La experiencia de acercarse a sentir y vivir los momentos de esa época que incidió en el estilo de vida de varias generaciones, marcadas básicamente por una economía cafetera, es posible ahora en el Hotel Campestre Café Café, por la suma de elementos que conforman la edificación y todos sus espacios.

Ver más sobre Hotel Campestre Café Café

Fiel a toda una idiosincrasia, este alojamiento campestre ubicado en el corregimiento de Pueblo Tapao, a pocos kilómetros del Parque del Café en el Quindío, exhibe ambientes en los que se alcanzan a percibir esos momentos de antes, marcados por una cotidianidad propia de nuestros abuelos y que rememora la época en que este territorio se convirtió en asentamiento de casas y en el provenir de muchas familias provenientes de Antioquia, Cauca y Tolima.

Cada bloque de habitaciones desarrolla un concepto propio de la arquitectura colonial. Desde sus pisos, los ventanales y sus puertas, las chambranas que ofrecen una visual hacia el interior del hotel para observar árboles, jardines, la fuente de agua y la piscina, se conforma un conjunto de elementos que invitan a esa evocación, a esa memoria que se hace presente en la rutina de descanso de sus huéspedes.

mapatur.com hotel campestre cafe cafe exterioresEn las habitaciones hay una fuerte tendencia al arte con obras que engalanan los espacios y en la zona exterior un jeep Willys recuerda las hazañas de sus conductores para sacar las cargas de café y plátano cuando las carreteras eran pantanosas e imposibles.

Disfrutar el Eje Cafetero, sus atractivos y sus pueblos, es también vivir el entorno del alojamiento para contagiarse de una cultura que, en este caso, marco tendencia entre sus primeros habitantes.

Sigue Viendo Mapatur