icono-facebook         icono-instagram         icono-youtube

Distinto a lo que sucede con casi todos los nombres de los municipios del Quindío que proceden de diferentes sitios de Europa y el mundo o que hacen referencia a próceres o personajes como Armenia, Circasia, Génova, Salento o Córdoba, la nominación que tiene este departamento colombiano guarda enigmas acerca de su origen.

plaza mapatur quindio eje cafeteroCon certeza, muchos historiadores saben que el nombre existe desde casi la misma época de la conquista española, sin embargo los conceptos varían entre  quienes dicen que se trata de una palabra aborigen que traduce edén y quienes la señalan como un vocablo propio traído por  los mismos españoles.

Según el historiador quindiano Jaime Lopera: “esta palabra no ha sido declarada aún como oriunda de algún lenguaje quechua, inca o aymará, suponiendo que tales corrientes lingüísticas de aborígenes americanos intervinieron en la denominación de nuestros lugares. Quindío aparece por primera vez en 1559, con ocasión de una visita local a los encomenderos españoles que venían del sur, y esta es una señal inequívoca de que el vocablo proviene de otras latitudes”. Sin embargo,  hay razones para creer que esta palabra fue elaborada en el nuevo mundo.

Como cientos de nombres que llegaron a América con los conquistadores y se quedaron para siempre en los documentos de creación de miles de poblaciones, se rescata que este nombre ya conocido desde casi cinco siglos atrás, apenas fuera usado como referencia de un sector del país que se encontraba en medio de los extensos terrenos del Cauca y Antioquia cuando los colonos empezaron a arribar a estos lejanos baldíos a mediados del siglo XIX. Así surgió la hoya del Quindío y así  empezó a hacerse popular esta palabra, que andaba perdida entre los cronistas españoles de los siglos XVI y XVII.

Un nombre único en el mundo

iglesia mapatur quindioMuchos se preguntan por qué este territorio era reconocido como el Quindío antes de ser creado como departamento de Colombia en 1966. En el mismo nombre de periódicos como el Diario del Quindío, sobre la década de los cuarenta, se reconoce la legitimidad en la apropiación de la palabra entre los habitantes de esta zona colombiana.

Pero devolvernos al origen del nombre Quindío es buscar entre las cientos de relaciones que existen para ir al fondo de su creación. No existe en ningún texto español o europeo la palabra Quindío como referencia de un territorio o  nombre de alguien,  para pensar que se trata de un término importado del viejo continente. Tampoco se tienen evidencias de otras culturas.

El enigma continúa entre quienes acuñan esta palabra a la idiosincrasia local, que  atribuyen este mérito a los indígenas originarios de este sector de Colombia y a corrientes distintas que sostienen su procedencia de otros lugares del mundo.

Un gran vacío se presenta desde las evidencias propias de los pobladores de América antes de la llegada de los españoles teniendo en cuenta que no registraron escrituras para revalidar este hecho. En la misma posición están los conquistadores que no dejaron pruebas del nacimiento de este nombre.

Sigue Viendo Mapatur